Páginas vistas en total

Translate

martes, 8 de marzo de 2011

AL AÑO QUE VIENE VOLVERÉ A BAILAR


Desde hace siete años que bailo en los carnavales de Juliaca. Me sentí atraída por la morenada cuando laboraba como reportera en un diario local. Desde esa fecha he aprendido melodías que bien se asemejaban al momento del que atravesaba. Ahora la morenada es parte de mi vida.

Bailo con polleras hasta debajo de las pantorrillas. Ya tengo siete trajes que los guardo celosamente. Si bien en los primeros años debía comprar sombreros cada año, ahora ya tengo casi toda la colección. Primero había adquirido los económicos, pero luego pude conseguir los mejorcitos.

El traje de la cholita morena consta en varias piezas. El sombrero, la blusa, manta, polleras, enaguas, zapatos, son del mismo color y diseño similar al de todos los integrantes de la agrupación. Es por eso que nos piden una cuota de más de 180 dólares. La primera vez pagué 150.

Éste año, por el incremento del precio de materia prima, el desembolso por la participación y adquisición de prendas superaran los 600 soles. El presidente de la agrupación solo te entrega: la manta, blusa, pollera zapatos y matraca. El resto: la enagua, sombrero y otros lo compra cada participante. La cuota también se destina a la banda de músicos.

Por ello, aprovechando mis vacaciones viajé a la ciudad de La Paz Bolivia, allí pretendí comprar las enaguas o centros como les dicen; sin embargo, aún no acordaban del color de la prenda. Y es que año tras año, también se cambia el color de esa prenda. Las venden desde 150 soles.

En Bolivia se ofrece la última moda del atuendo para el baile de la morenada. Allí uno puede comprar la tela para la vestimenta y al día siguiente le entregan el traje. Elegir la calidad de la tela depende a tu economía o el agrado. Las enaguas pueden superar los 300 nuevos soles.

En la ciudad de La Paz hay varias tiendas que se especializan en la elaboración de los atuendos. Hay cursos de pollererias. Tienen ventaja a comparación de los que los confecciona en nuestro país, considerando que la materia prima de última moda las encuentras en ese país.

Las joyas para adornar el sombrero de la morenita y la manta también las encuentras en ese país, por supuesto que el precio es mucho menor que en Juliaca. A través del cable, éstos días estuve viendo que hay profesionales especialistas para el diseño de las joyas y prendas para las cholas morenas.

Luego de recorrer por varias tiendas, me decidí por uno que tiene la forma de pavo real. Dicen que es lo último y la verdad no sé si es cierto o mentira, quiero creer que no me han engañado.

Al tener casi todo listo, solo me falta ensayar la coreografía para los concursos que se iniciarán éste jueves 10 de marzo y culminarán el lunes con la parada que recorrerá las calles de la Ciudad Calcetera.

Ya he aprendido los temas de la agrupación Maria Juana, los mismos que cantaremos cuando estemos en escena, junto a las bandas musicales que llegarán desde Tacna, la Ciudad Heróica y el país de Bolivia. Al año que viene volveré a bailar por ti… así inicia la melodía.

Ensayé los pasos el fin de semana y están casi similares a los años anteriores. Ya no sufro como en el inicio. Ahora casi podría decir que soy una experimentada bailarina que no dejará de bailar en los carnavales si Dios aún me da la vida.